El apetito

IMAGE 2020-08-01 13:59:21

“El apetito” es un relato a medio hacer. Probablemente se transforme quién sabe en qué:

Tenías buen apetito y follabas sin remilgos con cualquiera menos con tu mujer. “Rodeé sus pelotas con hilo de pescar, le di un par de vueltas, y luego tensé el hilo hasta arrancarle los huevos de cuajo. La bolsita con sus testículos se la he tirado, para que jueguen, a las palomas”. Follabas sin remilgos y violabas por costumbre. Incluso durante mi embarazo te encaramaste a mi coño con saña. Me complace tu muerte, orangután, pero mi dolor no se va contigo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>