Hacia el fuego

ES_Hacia el fuego

Rodamos Hacia el fuego en junio del dos mil diecinueve. Un año y un mundo después lo hemos presentado en la terraza del Ateneo sociocultural “Viento del pueblo” de Orihuela, en la orilla izquierda del río Segura.

Grabado entre el Parque Natural del Hondo y las Salinas de Santa Pola, este corto nos lleva de vuelta a unos tiempos que ardieron. Se sitúa en  ese momento concreto en el que una despedida es, además, un reencuentro. También nos deja una pregunta: ¿Son las cenizas lo único que cubre nuestro destino?

 Lucas, Jose, Iris, David, Emiliano, Andrés, Sebi, Raúl, comenzamos un nuevo viaje.

De las fauces del dragón

Cuando rescatamos las viejas cintas familiares hace unos meses, quise asomarme a ellas, buscarme en ellas, pero no lo hice. No en profundidad. Tal vez por el vértigo del quehacer diario. Tal vez por temor a enfrentarme a unos recuerdos casi del todo olvidados y lo que estas imágenes me pudieran generar. Probablemente habrían pasado años hasta que me hubiera metido de lleno en estas cintas con los ojos limpios y la pausa necesaria, sin embargo el confinamiento derivado de la pandemia me ha ofrecido las coordenadas vitales precisas para hurgar en esta brecha.

De las fauces 3

Durante las primeras semanas de reclusión estos vídeos fueron mi ocupación diaria. Mirarlos, etiquetarlos, ordenarlos suponían una vía de escape a la psicosis que me perseguía. Pensar en ellos me hizo sentirme mejor y estar más cerca de mis padres y de mi hermana. Supongo que este ejercicio introspectivo -buscarse insistentemente en archivos videográficos- haya sido una tarea común en estos meses inciertos.

Por esto mismo considero que De las fauces del dragón aunque es un cacho de mi propia historia podría ser el cacho de la historia de cualquiera. No es mi trabajo más original -pese a que relate una vuelta al origen-, pero sí el que necesitaba realizar en estos momentos. He procurado huir del strip-tease emocional. También he querido guardarme algo para mí mismo. Por eso es un documento sin música ni sonido. Cine mudo, imagines que corretean. Para que cada cual le añada la banda sonora que le apetezca.

Great Prize to the Best Feature Film Ficcsur

Lo que queda ha recibido un nuevo premio. Esta vez el Gran Premio a la Mejor Película en el Festival Internacional de Cine del Cono Sur en Valparaíso (Chile).

Great Prize to the Best Feature Film Ficcsur

El galardón, de alguna manera, se ha convertido en el colofón a la trayectoria en festivales de la película, pues supone el noveno premio de treinta y seis selecciones. Solo son números, pero son números que nos importan. Precisamente hace dos años, tal día como hoy, se exhibió por primera vez enmarcada en el Mammoth Lakes Film Festival, en California (EE.UU.).

Ficcsur se ha desarrollado de forma online a través de Vimeo, dada la situación de emergencia sanitaria internacional, por lo que Lo que queda, por unos días, ha estado expuesta en abierto al mundo.

Correspondencias

Ilustración - correspondencias

Hace unos meses recibí una carta de mis amigos Carlos Carrilho y Carlos Montes, youtubers de El cine que llevamos dentro. La carta contenía un vídeo que hablaba sobre la pasión creadora y la invitación a continuar una serie de correspondencias audiovisuales. Acepté la propuesta y comenzó el diálogo.

Estas correspondencias de ida y vuelta, que recientemente se han publicado en su canal de Youtube, han supuesto el inicio de un viaje interior y retrospectivo (cuyo fin no se encuentra en las propias cartas, sino que se expande en otros ámbitos de la creación), un encuentro en la intimidad de las imágenes y las palabras con dos artistas a los que quiero y admiro, y un motivo de reflexión compartida desde el sentimiento.

A Carlos Carrilho lo conocí en Madrid. Compartimos piso y confidencias durante un año hace ya catorce. La creación brota de él. La necesita como sustento vital. A Carlos Montes lo conocí en Granada, tiempo después. Sensibilidad creativa a borbotones y un gusto por lo diminuto que hace que todo lo que toque sea verdaderamente especial. El arte, el mundo y el amor se les queda pequeño.

PD. Un virus nos ha cercenado los brazos y sus abrazos, pero aún nos queda mucho por vivir más allá de, pero también durante el confinamiento.

Autorretrato

Próxima entrada al blog

La memoria familiar guardada en películas caseras que el tiempo destroza. A ellas he acudido en estas semanas de aislamiento. Las he etiquetado. Las he ordenado y desordenado. Las he editado. He creado, a partir de algunas de sus imágenes, una suerte de autorretrato feliz en nueve minutos.

Rescato algunos apuntes que anoté mientras revisaba las cintas:

“Aunque tratamos de atraparlos en tarritos de cristal, los recuerdos se queman, desaparecen. Por eso estos vídeos son un tesoro, hermana, porque nos devuelven a momentos mínimos pero veraces de nuestra infancia. […] Me gusta mirar esta escena. De todas, es mi preferida. Papá busca a mamá a través del espejo. Se miran. Ella prepara el biberón mientras yo me encargo de ti. Te beso. Te quiero. […] Mamá y yo nos miramos y miramos a cámara varias veces. Incluso tú, tan pequeña, lo haces. Miramos a papá, en realidad, que se asoma al visor. De alguna manera, aún sin saberlo, estamos saludando a un futuro que es exactamente ahora”.

Resulta emotivo encontrarse con uno mismo en un pasado casi del todo olvidado.

 

Casa Natal de Miguel Hernández

Casa Natal de Miguel Hernández 1

La tarde de hoy en la Casa Natal de Miguel Hernández ha sido emotiva. Me gusta que haya sido así: recogida, íntima, tan cercana. José Luis Zerón me ha arropado con sus palabras y un puñado de amigos con su presencia. He recordado a Paco Berná y a mi querida y añorada Norma. Los versos se me han ido cayendo de la boca, y me he sentido tranquilo, agradecido, feliz.

La Fundación Cultural Miguel Hernández promueve estos “Encuentros con la poesía” dentro de la “Primavera Hernandiana”. Larga vida.

Casa Natal de Miguel Hernández 2

Las baldosas

35 Laureles

Estas son las baldosas del camino. No es cosa de horror vacui ni de ser presumido. No se trata de eso. Este cartel, así, vestido de laureles, es una muestra de agradecimiento a todos los festivales por los que ha pasado Lo que queda. Festivales mayores y menores, que se abren paso o que ya tienen un buen trecho andado. Festivales de Canadá, EE.UU., México, Puerto Rico, Brasil, Chile, Argentina, Finlandia, Inglaterra, Portugal, España, Francia, Italia, Grecia, Albania, Montenegro, Kosovo, Rumanía, Polonia, Lituania y Corea del Sur. Sus pantallas son ventanas para la película, mirillas por donde se asoma el espectador. Por eso mismo son tan importantes para nosotros. Porque Lo que queda también existe gracias a ellos. Son las baldosas que nos permiten seguir caminando.

.

Tiempo para Brillar (2ª temporada)

Presentación Tiempo para brillar2

La segunda temporada de Tiempo para brillar se presentó el pasado viernes en Orihuela. Termina así un ciclo de trabajo con unas alumnas fantásticas. Esta segunda temporada pronto llegará a las pequeñas pantallas de la tela de araña. Mientras tanto, nace un nuevo proyecto en Mudic Cine: AIC: Agencia de Investigación Científica.

Lo que queda y octubre: Kosovo Film Festival “The Goddess on the Throne” (Kosovo) y Les Rimbaud du Cinéma (Francia).

Lo que queda, Mejor Película en Picknic Film Festival

No es tan común premiar a unos verdaderos desconocidos, pero a veces sucede: ¡Lo que queda, Mejor Película del diez Picknic Film Festival (Santander)!

Allí, en Santander, en septiembre, hace exactamente diecisiete años conocí a Lucas. Hablamos de cine, por supuesto, pero hablamos poco. Con los años la amistad cuajó y también las colaboraciones. Hoy, de alguna manera, se cierra un círculo con este premio, aunque los círculos no dejan de girar.

El camino continúa

banner lo que queda

Cinergo International Film Festival (Grecia) nos premió a la Mejor Dirección y a la Mejor Fotografía por Lo que queda. De esto hace un par de meses. Desde entonces la película ha pasado por Scandinavian International Film Festival (Finlandia), Trinity International Film Festival (USA), Picknic Film Festival (Santander) y tiene pendientes Paraná Internacional Film Festival (Argentina), Militello Independent Film Fest (Italia), South Texas International Film Festival (USA) y Seoul International Film Festival (Corea del Sur) hasta finales de septiembre. También se proyectó en el cine de verano del Ateneo socio-cultural “Viento del pueblo” de Orihuela hace un par de semanas. Lo anoto a modo de lista, para que no se me olvide. Pero  me detengo y me sonroso por todas las cosas buenas que le están pasando a la película.

Dejo el enlace a una noticia que da cuenta de lo sucedido en el diez Picknic Film Festival. ¡Qué cine tan especial el Groucho! De repente, también nos quieren en la península.